« Canidae (Cánidos)

Lobo

Morfología e identificación

Es un animal imposible de confundir. Su constitución indica su elevada capacidad depredatoria, presentando una fuerte mandíbula, con una amplia caja torácica y unos fuertes músculos. Presentan unos ojos de forma almendrada.

El lobo adulto llega a los 100-120 cm de longitud, con una altura a la cruz de 60-70 cm. Pueden alcanzar un peso de 50 kg, aunque se conocen datos de ejemplares de 75 kg. Las hembras por norma general son más pequeñas.

Existen 32 subespecies del lobo, aunque se pueden agrupar en 4 grupos: lobos blancos, rojos, grises y pardos. Siendo la subespecie presente en la Península Ibérica Canis lupus signatus.

Los adultos presentan un pelaje de tonos marrones o rojizos. Los jóvenes presentan tonalidades grises en invierno, mientras que en verano presentan color marrón oscuro.

Las principales forma de diferenciar al lobo ibérico del europeo es la presencia de manchas blanca en los belfos, la presencia de líneas oscuras en la parte anterior de las patas delanteras, una mancha oscura en la cola y otra sobre la cruz, conocida como silla de montar.

Alimentación

Son animales carnívoros que se alimenta principalmente de sus propias presas de caza, aunque comer carroña y restos de vertederos. En algunas ocasiones consumen alimentos de origen vegetal. Sus presas favoritas son los grandes herbívoros y otros más pequeños (zorros, perros y lagomorfos).

El lobo tragas las piezas de carne enteras y el tamaño de estas puede ser impresionante. Parece que el movimiento de la lengua y la saliva favorecen que puedan tragarse grande trozos.

Comportamiento

Nos encontramos ante un superdepredador que ocupa, siempre que no compita con el hombre, la parte superior de la pirámide nutricional, es decir, la regulación de su posición y crecimiento está unicamente limitado por la disponibilidad de alimento y las enfermedades.

Son animales sociales que viven en manada. Estas manadas esta fuertemente reguladas por una jerarquía muy estricta y la mayoría de comportamientos individuales están determinados por las relaciones con otros miembros del grupo.

El aprendizaje de los comportamientos sociales comienza desde el nacimiento, estableciéndose roles de manada dentro de la propia camada. Este juego infantil es de vital importancia, dado que establecerá el orden en el que los individuos acceden al alimento.

Dentro de ambos sexos también existe jerarquía, siendo el más dominante conocido como Alfa y el más débil Omega. Es posible que se den retos entre individuos por mejorar la posición alimentaria y reproductiva.

Existe la monogamia, siendo solo la pareja formada por los dos alfa de la manada (macho y hembra) los únicos que se reproducirán en la manada.

La caza es la actividad más importante que se realiza en manada. Durante las cacerías el trabajo está perfectamente distribuido, siendo un trabajo de resistencia. La táctica consiste en agotar a su presa, hasta que su captura se hace posible. La jerarquía establecida en la manada es fundamental para que esta acción concluya con éxito.

Reproducción

Las hembras tienen una camada anual de 3 a 8 cachorros ( 2 en raras ocasiones). Durante un mes la hembra amamanta a los recién nacidos, el macho se encarga de la alimentación de ella, regurgitando la comida ingerida durante la caza. Los lobeznos (cachorros de menos de tres meses) pueden ser alimentados indistintamente por cualquier miembro de la manada.

Tras cumplir los tres meses los ejemplares pasan a llamarse lobatos, alcanzando al año la morfología de adulto. Pasado el año y medio dejan de considerarse lobatos y pasan a ser lobos.

La vida media del un lobo suele ser 16 años.

Fuente de las fotos: Wikipedia
Mapa de distribución: http://maps.iucnredlist.org/map.html?id=3746
Redacción: Ismael Ferreira Palomo
Revisión: Ismael Ferreira Palomo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *