« Physeteridae (Fisetéridos)

Cachalote pigmeo

Morfología e identificación

Odontoceto de tamaño medio cuya talla en los adultos de ambos sexos llega a los 3-3,5 m. El cuerpo es robusto. La cabeza es pequeña, y la frente, ligeramente inclinada y acabada en ángulo recto, se prolonga por delante de las mandíbulas. Aleta dorsal muy pequeña en proporción al tamaño del animal, con forma falciforme y situada por detrás de la mitad del cuerpo. Aletas pectorales largas, de aproximadamente medio metro, algo curvadas en su margen anterior.

En animales varados se pueden observar las pequeñas mandíbulas con dientes largos y muy puntiagudos que recuerdan a las mandíbulas de los tiburones, característica que a menudo induce a confusiones en la identificación a los observadores no especializados.

El dorso es de color gris oscuro o gris azulado. Los flancos y la zona ventral son más claros, con abundantes marcas grisáceas. Una característica propia del género Kogia es la presencia de una mancha blancuzca en forma de media luna creciente a cada lado de la cabeza, entre los ojos y las mandíbulas. La figura y posición de esta marca recuerdan las agallas de los peces, por lo que se denomina "falso opérculo". Algunos ejemplares pueden presentar una mancha ovalada de color blanco frente a los ojos. El cachalote pigmeo es distinto del enano (Kogia simus), de distribución más tropical, por el tamaño y situación de la aleta dorsal, en este último es más grande y esta ubicada en la mitad del cuerpo.

Alimentación

La posición retirada de su mandíbula en relación con el resto de la cabeza sugiere que se alimenta de especies bentónicas; de hecho, los contenidos estomacales examinados suelen incluir una gran diversidad de cefalópodos y peces bentónicos, así como crustáceos, sobre todo cangrejos de fondo.

Comportamiento

La limitada información de que se dispone acerca de esta especie en libertad sugiere que a menudo viaja en solitario, aunque se han observado bandos de hasta unos cinco o seis individuos.

No parece que produzcan sonidos con una función social, aunque sí se han registrado señales de ecolocación, principalmente pulsos y "clicks", caracterizados por una gran direccionalidad. Esta característica podría estar relacionada con la compleja estructura del órgano de espermaceti en el género Kogia, ya que se cree que este órgano juega un papel primordial en la concentración y focalización de los ultrasonidos.

Reproducción

Su biología reproductiva no es bien conocida. La talla de los neonatos se sitúa en general alrededor de los 120 cm. La madurez sexual en la hembra o, como mínimo, las primeras gestaciones, tiene lugar cuando ésta ha alcanzando unos 250 cm. En los machos, la talla de maduración sexual se estima en 270 cm.

Se cree que los apareamientos se producen principalmente en verano y que la gestación dura unos nueve meses, por lo que el alumbramiento de los neonatos tendría lugar en primavera. Se han observado varias hembras que eran gestantes y lactantes de modo simultáneo, por lo que se cree que a menudo solapan dos ciclos reproductores.

Fuente de las fotos: Wikipedia
Mapa de distribución: http://maps.iucnredlist.org/map.html?id=11047
Redacción: Elsa Gara Maqueda
Revisión: Ismael Ferreira Palomo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *