« Cricetidae (Cricétidos)

Topillo de Cabrera

Morfología e identificación

Es un topillo de gran tamaño, robusto y de formas redondeadas. Puede alcanzar 130 mm de longitud cabeza-cuerpoy 60 g de peso. El pelo es espeso y largo, de color pardo en el dorso y gris-crema en el vientre. Los pies son de gran tamaño, de más de 20 mm, de color pardo que se aclara hacia los dedos. La cola (35-45 mm) mide más o menos la tercera parte de la longitud cabeza-cuerpo y es parda en la región dorsal y amarillenta en la ventral, sin separación nítida de colores. El cráneo presenta la caja alta, con el contorno superior convexo y las crestas temporales muy marcadas, claramente paralelas a la región interorbitaria. Los nasales son largos y bastante anchos en la parte posterior. Los molares son semejantes a los de M. narvalis (M2 con cuatro prismas y M3 sin triángulos cerrados). El primer molar inferior (M1) presenta el primer triángulo externo sin comunicación con el interno. En su área de distribución se pueden encontrar los cráneos en las egagrópilas de algunas rapaces, sobre todo de lechuzas. En lugares donde habita es posible observar las típicas pistas o sendas que forman en sus desplazamientos, que pueden incluso atravesar pequeños arroyos mediante "puentes de relleno". En la construcción de estos puentes se usan segmentos de junco u otras plantas de 50-60 cm de longitud y 2-3 mm de diámetro, superpuestos en varias direcciones, hasta formar un entramado sobre el que pueden desplazarse. En estos lugares también es posible encontrar sus excrementos, que son negros, alargados y de extremos redondeados.

Alimentación

Las plantas son el componente fundamental de su dieta. En Cáceres, la alimentación consta de hojas, tallos y semillas de las hierbas dominantes de su hábitat, que constituyen el 58% del alimento ingerido. Las especies más consumidas son gramíneas de los géneros Poa, Bromus, Briza, Vulpia y Avena. Los juncos y las juncias les siguen en importancia (10% de la dieta), pero son consumidas durante todo el año. El componente animal (insectos) es escaso y constituye solo el 3% del total.

Comportamiento

Los topillos de Cabrera pasan la mayor parte del tiempo en los rodales, donde se muestran activos fundamentalmente por la noche. Pero ocasionalmente también son activos durante el día.

No hay datos sobre la densidad ni sobre la estructura de edades y sexos de sus poblaciones. Existen algunos datos indirectos de variación anual de la abundancia basados en la profusión de sendas y deyecciones.

Donde se encuentra, el topillo de Cabrera suele ser abundante, aunque sus poblaciones muestran marcadas oscilaciones estacionales. La máxima abundancia se detecta en abril, mayo y junio, cuando se observa una mayor cantidad de sendas, excrementos y nidos, que fabrican con hojas y tallos de gramíneas. Durante el verano, la abundancia -o quizás la actividad-parece descender de forma llamativa, para volver a incrementarse con las primeras lluvias de otoño, que suelen caer en octubre o noviembre, aunque nunca se alcanzan los valores de primavera. Durante el invierno, la actividad disminuye de nuevo. Parece ser que durante la primavera la población está formada sobre todo por jóvenes, por lo que la reproducción debe de ocurrir a comienzos de esta estación. El descenso de actividad durante el verano podría estar ocasionado por la existencia de un período de estivación o letargo estival, o bien por la adquisición de hábitos subterráneos durante el verano.

En cualquier caso, las condiciones adversas durante esta época y el consiguiente agostamiento de la vegetación deben de causar importantes bajas en la población. Este ciclo anual varía según las características del hábitat donde se asientan las colonias. En el Pirineo, por ejemplo, la actividad no disminuye durante el verano, como ocurre en localidades más meridionales, sino que incluso parece incrementarse. El tipo de sustrato también influye: sobre terrenos calizos, por ejemplo, las condiciones de sequía estival no son tan acentuadas, por lo que las poblaciones presentan cierta actividad durante dicha estación. Los predadores más importantes del topillo de Cabrera son algunas rapaces nocturnas y los pequeños y medianos carnívoros.

Reproducción

--

Fuente de las fotos:
Mapa de distribución: http://maps.iucnredlist.org/map.html?id=13418
Redacción: Elsa Gara Maqueda
Revisión: Ismael Ferreira Palomo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.