« Delphinidae (Delfínidos)

Orca

Morfología e identificación

Odontoceto de gran tamaño; los machos alcanzan una talla entre 8-9 m, y las hembras, entre 7-8 m. Se caracteriza por poseer un cuerpo robusto y una cabeza redondeada con un hocico cónico poco aparente. La aleta dorsal está situada en la mitad del dorso: en los machos tiene forma de triángulo isósceles y está muy desarrollada (puede alcanzar 2 m de altura); en las hembras y en los individuos jóvenes es falciforme y más pequeñas (puede alcanzar hasta 1 m de altura). Las aletas pectorales son anchas y ovaladas, en forma de pala.

La coloración es una combinación de negro y blanco. Los flancos y el dorso son de color negro salvo detrás de la aleta dorsal, donde presentan una mancha grisácea en forma de silla de montar. Sobre cada ojo existe una mancha blanca alargada. El mentón y la garganta son de color blanco, que continúa a lo largo de la línea ventral estrechándose a su paso entre las aletas pectorales. Detrás del ombligo, la coloración blanca se ramifica en tres partes: dos de ellas entran a cada uno de los flancos y la tercera continúa hacia la zona genital. Su identificación en alta mar no es problemática gracias a sus características morfológicas y a su inconfundible modelo de pigmentación.

Alimentación

La orca es superpredador. Su dieta incluye un amplísimo espectro de presas, entre las que figuran numerosas especies de peces, cefalópodos, pinnípedos, cetáceos, sirénidos y aves marinas. De hecho, cualquier ser vivo resulta una presa potencial para los individuos de esta especie, y existen registros, aunque poco frecuentes, de orcas atrapando presas tan insólitas como tortugas de mar, equinodermos o, incluso, ejemplares de su misma especie.

En general, su dieta es muy oportunista y varía estacional y geográficamente de acuerdo con la disponibilidad de presas.

Comportamiento

Las orcas son cetáceos muy sociales, que suelen formar grupos de dos a cincuenta ejemplares. Estos grupos están muy cohesionados, y entre sus componentes existe un elevado grado de interacción y cooperación, sobre todo en momentos de peligro.

Para permitir este elevado nivel de sociabilización, los sonidos emitidos por las orcas son complejos y presentan lo que podríamos llamar "variedades dialectales" características de determinadas regiones o, incluso, de manadas particulares. Estos "dialectos" están compuestos por un limitado repertorio de "pulsos" o mugidos cortos que al parecer no sufren variación a lo largo de los años dentro de un mismo grupo de animales. La existencia de estos dialectos específicos de cada manada parece ser un mecanismo para mantener la cohesión e integridad de la misma.

En ocasiones se usan grabaciones de los sonidos emitidos por las orcas para mantener a delfines y focas alejados de las artes de pesca o de instalaciones de piscicultura.

Reproducción

La temporada reproductiva parece extenderse a lo largo de todo el año, aunque los nacimientos son más abundantes en primavera y verano. El período de gestación de la orca es uno de los más largos entre cetáceos y dura entre catorce y dieciséis meses, al cabo de los cuales nace una cría de entre 2 y 2,5 m y 130 kg de peso. No se conoce con precisión la duración de la lactancia, pero es probable que se prolongue durante al menos un año y medio.

Las hembras inician sus actividades sexuales cuando alcanzan los diez años de edad y miden unos 4,5 m, mientras que los machos, como consecuencia del acusado dimorfismo sexual de esta especie en cuanto al tamaño y su estructura social poligínica, no lo hacen hasta los dieciséis años, cuando miden casi 6 m.

Fuente de las fotos: Wikipedia
Mapa de distribución: http://maps.iucnredlist.org/map.html?id=15421
Redacción: Elsa Gara Maqueda
Revisión: Ismael Ferreira Palomo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *