« Rhinolophidae (Rinolófidos)

Murciélago Grande de Herradura

Morfología e identificación

Con un antebrazo de 51-60 mm, es la especie de murciélago en herradura más grande de España, siendo las hembras algo mayores que los machos. Presentan una coloración que varía entre castaña y rojiza, con el vientre en tonos más pálidos. Su excrecencia nasal, presenta una silla con bordes cóncavos y proceso conectivo largo, pero con perfil redondeado. La primera falange del cuarto dedo es mayor que la mitad de la longitud de la segunda. Presentando una cola mucho mayor que la tibia, lo que hace que los bordes del uropatagio formen un ángulo pronunciado. La medida del antebrazo puede hacer que se confunda con el Murciélago Mediano de Herradura, aunque este es menor y presenta una silla con bordes rectos y proceso conectivo puntiagudo.

Ecolocación basada en la emisión de frecuencia constante sobre los 80 kHz, con duración entre los 30 y 40 ms.

Alimentación

Su dieta está constituida en tres cuartos de lepidópteros nocturnos y coleópteros, estando completada con himenópteros y dípteros. Se trata de un predador no oportunista, que puede variar la proporción de sus presas según la abundancia de esta, buscando siempre las de mayor tamaño.

Presenta dos tipos de estrategias distintas de cacería, pudiendo cazar presas al vuelo valiéndose de su gran maniobrabilidad y de su ecolocación, técnica que usa en zonas con gran vegetación, o bien cazar desde un posadero. Realizan vuelos cortos desde el posadero y cuando captura la presa vuelve al mismo lugar para alimentarse de ella.

Comportamiento

Inician el abandono del refugio con la puesta de sol, y tras media hora aún pueden seguir miembros de la colonia en el interior. La actividad nocturna consta de uno o dos periodos de caza. Normalmente los periodos son de una media hora, aunque hembras preñadas, durante la primavera pueden presentar periodos de caza de hasta dos horas. El resto del período de actividad nocturna suelen pasarlo en refugios nocturnos, diferentes al diurno, donde no presentan comportamiento gregario. Estos refugios son utilizados durante varias noches y luego abandonados.

Durante el invierno, las colonias de hibernación pueden llegar a tener 600 individuos, existiendo diferencia entre sexos y edad a la hora de escoger refugio. De esta manera, las hembras adultas buscan cuevas pequeñas, mientras que machos adultos y hembras jóvenes prefieren cuevas de mayor tamaño. Éstas colonias, aunque la mayoría de los individuos estén sumidos en un profundo sueño, lo cierto es que algunos de ellos en momentos puntuales relacionados con la disponibilidad de alimento presentan actividad invernal.

Reproducción

En la época de cría, los murciélagos se reúnen en los refugios que serán colonias de cría. Los primeros en llegar son las hembras gestantes y los jóvenes nacidos el año anterior, posteriormente llegan las hembras reproductoras y los machos adultos, formándose grupos de 30-100 individuos. Los machos permanecerán en la colonia hasta el inicio de los partos, marchándose tras el.

Las crías son capaces de volar a las 3-4 semanas de vida, y con unos 45 días de vida, cuando son independientes, las hembras los abandonan, siendo los jóvenes los últimos en abandonar el refugio. Tras la cópula, con una duración de hasta 50 minutos, se forma un tapón en la vagina de la hembra, formado por la secreción de uretra del macho. Posiblemente de este extraño hecho, compartido con otras especies de murciélagos de herradura, sirve para entorpecer la reproducción con otros machos.

Fuente de las fotos: Wikipedia
Mapa de distribución: http://maps.iucnredlist.org/map.html?id=19517
Redacción: Ismael Ferreira Palomo
Revisión: Ismael Ferreira Palomo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *